viernes, 3 de octubre de 2014

Silvia Castro - Para hamacarse después de la lluvia

Sí, ya sé que llueve, y que posiblemente llueva todo el fin de semana.

Solo nos queda hamacarnos en un poema de Silvia Castro. 

Silvia nació en Roca, Río Negro, es bibliotecaria, fotógrafa y poeta. 

Para conocerla, pueden entrar a su blog

También pueden pasar a espiar sus libros-objeto.

Ahora... a leer.



Bache de hamaca

I
en el nido del tiempo
la hamaca es el huevo

¿pero quién fue primero
el hombre
o el niño?

el barro comienza por los pies
se amasa en el bache

un eslabón perdido
entre el cielo y la tierra

la erosión del vuelo
es la punta del péndulo

a medida que el barro
corta los dientes
el bache aumenta de tamaño

ahí donde no se hace pie
flota la madera

II

el niño suelta el pestillo
y  la tierra pierde peso

entre la pluma y el plomo
cae la huella

la rodilla pelada deja ver
el rezo del pájaro

el vuelo
deja un rastro sonoro

una lesión del aire
en el chirrido de los goznes

las manos sostienen
la cadena de oración

entre el azar y el ruego

hay que soltar amarras

III

el charco muestra al niño del revés
su ascenso es su caída

el agua no toca
madera sin pies

el pichón practica la patada
que va del aire
al padre

es necesario dar la espalda
para aumentar el impulso

la lluvia hace el resto

desde el bache se ve
de la suerte
lo que apoya




Silvia Castro, publicado en Isondú (El Suri, 2014)